Proceso de diseño

Construir una casa por fases

En el siguiente post os explicamos en detalle las ventajas, desventajas y los pasos a tener en cuenta para construir una casa por fases.
Publicado el 20 septiembre 2016

En este sentido, en el post de hoy queremos compartir con vosotros los factores clave a tener en cuenta al construir una casa por fases, pero antes de entrar en detalle en las peculiaridades de proyecto, hemos querido hacer un repaso de las ventajas e inconvenientes de este proceso.

 

Ventajas de construir una casa por fases

 

Flexibilidad económica

 

Construir una casa por fases permite fraccionar la inversión económica en intervalos. De este modo se facilita la construcción de la casa y es posible disfrutar de ella desde el inicio, sin tener que esperar a conseguir la cantidad económica final requerida.

Un ejemplo práctico sería el de querer construir una casa de 200 m2 a largo plazo, pero disponer actualmente del préstamo bancario correspondiente para llevar a cabo solamente 100 m2.

En este caso, construir una casa por fases permitiría empezar la obra y tener un hogar desde el principio, para poco a poco irlo ampliando en función de las necesidades que surjan.

 

Evolución del diseño

 

Por otro lado, el proceso de construir una casa por fases tiene en cuenta que las personas y las unidades familiares evolucionan con el paso del tiempo. Por ello, plantear el crecimiento de una casa en etapas simplifica la tarea inicial de definir los límites de la vivienda.

De este modo es posible diseñar la casa en función de las necesidades actuales de una familia, reservando un espacio para futuras modificaciones. Nuestro reto como arquitectos es el de conseguir que todo el proyecto arquitectónico mantenga una unidad, pese a desarrollarse en distintas fases a lo largo del tiempo.

Se trata de una tarea compleja que implica que la vivienda sea habitable en todas sus fases, disponiendo de espacios ventilados e iluminados en sus estancias.

Para conseguir la unidad compositiva es necesario que el proyecto de arquitectura contemple el global de la construcción desde el principio.

 

 

Inconvenientes de construir una casa por fases

 

El principal inconveniente de construir una casa por fases es la necesidad de previsión y de control de todo tipo de detalles por parte del equipo de arquitectos que realice el proyecto.

Hay algunos aspectos delicados a tener en cuenta. Por un lado es muy importante plantear el proyecto completo al inicio de cada una de las fases. De esta manera si no se llegan a construir las fases siguientes siempre se contará con una casa habitable.

Por otro lado es importante, prever qué tipo de ampliación se va a realizar, ya que el paso de instalaciones puede complicar y encarecer la segunda fase de la obra. A veces la primera fase puede dejar previstas instalaciones o bien las nuevas habitaciones podrán utilizar servicios o baños de las existentes.

¿Ampliar una segunda planta o ampliar en la misma planta?

 

Un inconveniente a tener en cuenta es la ubicación de la ampliación, si construimos una segunda planta de una casa, debemos tener en cuenta que en la primera fase habremos construido una cubierta, que suele ser un elemento caro y que deberá ser destruida para construir la segunda fase.

Por el contrario, una ampliación en una misma planta convertirá fachadas en paredes interiores, algo que se debe revisar a nivel constructivo, pero que seguro es más económico que destruir una cubierta. En este sentido, la primera fase puede contemplar porches cubiertos que más tarde tan solo será necesario cerrar.

A veces, la ampliación se puede plantear exenta del resto de la vivienda, aunque esto conlleve construir un nuevo volumen con todas sus fachadas y cubiertas propias y por lo tanto encarezca el precio.

3 Factores clave a tener en cuenta para construir una casa por fases

 

1 Definición de las necesidades

 

Consiste en definir todo aquello necesario para la vivienda, es decir, establecer un plan de necesidades completo que plantee como sería la casa final: cuántos dormitorios dispondría, qué cantidad de baños serían necesarios o cuántas plazas de garaje harán falta.

 

2 Definición de las etapas

 

Definir las etapas del proceso es clave. Es aquí cuando tenéis que ser conscientes del momento de la vida en que os encontráis y ser capaces de priorizar aquello que realmente es necesario construir desde un inicio y aquellos otros espacios que pueden esperar.

Es importante establecer una hipótesis de crecimiento del hogar, que irá estrechamente ligada al crecimiento de la unidad familiar y del presupuesto.

Esta segunda etapa también podéis plantearla vosotros mismos, aunque el asesoramiento de un profesional os servirá de guía en todo momento.

En Slow Studio, por ejemplo, planteamos distintos tipos de casas ecológicas que se adecúan en dimensión y precio a las necesidades que pueda tener una familia u otra, permitiendo su ampliación o modificación posterior.

 

 

3 Definición de un presupuesto

 

Por último, es imprescindible clarificar la cantidad de dinero a invertir en cada fase y hacer una previsión de cara al futuro del presupuesto que dispondremos.

En este sentido, el equipo de arquitectos os podemos asesorar en la definición estratégica de los tempos para llegar a un equilibrio entre el presupuesto y las necesidades a resolver en cada fase.

También es necesario tener muy presente el tipo de crecimiento que tendrá la vivienda, para que su evolución no suponga un sobrecoste excesivo.

Por ejemplo, des de Slow Studio siempre recomendamos a nuestros clientes que eviten crecer en altura, ya que la previsión de aumento de plantas de la vivienda implicará un sobredimensionado de la estructura y derribar y volver a construir la cubierta del edificio, suponiendo ambas acciones con un coste muy elevado.

Si estáis valorando la construcción de una casa por fases y tenéis dudas acerca de las opciones y presupuesto necesario para llevar a cabo la construcción, recordad que siempre podéis contactarnos sin ningún compromiso y os ayudaremos a resolver dudas encantados.