BIOMATERIALES EN CONSTRUCCIÓN EN LA REVISTA HOLA!

Publicado el 05 mayo 2024

Biomateriales en construcción revista Hola

 

La revista Hola! publica en su versión digital un artículo sobre BIOMATERIALES EN CONSTRUCCIÓN que ha contado con nuestro estudio como experto en arquitectura sostenible, ecológica y sana. Esta publicación semanal española cuenta con proyección internacional y está especializada en temas como moda, belleza y diseño.

En el artículo hablamos sobre la necesidad urgente de volver a emplear los ‘materiales de siempre’, como la madera, la tierra o fibras vegetales como la paja, y sus ventajas a la hora de generar espacios sostenibles y saludables, dejando de lado materiales fósiles como el acero, el hormigón y el plástico que emiten mucho carbono.

Los biomateriales, como su nombre indica, son materiales con una reducida huella de carbono pero, además, son biodegradables, naturales, saludables, recuperables, reutilizables y son claves para una arquitectura sostenible. Todo son ventajas y resultan claves para la descarbonización del sector de la construcción.

 

casa pedrezuela pergola designboom slow studio

 

Una definición sencilla de los biomateriales para la construcción

Seguramente estos materiales no necesitan definición, porque son los materiales con los que hemos construido desde hace miles de años, al final los materiales que necesitan combustibles fósiles son los que deberían tener un adjetivo. La madera, la tierra, la paja son materiales que están disponibles en la Tierra con una reducida o nula huella de carbono.

Los biomateriales son capaces de reducir el impacto de carbono a cero e incluso generar impactos positivos sobre el entorno y las personas.

¿Cuáles podemos adjetivar como ‘materiales fósiles’? Los materiales altamente industrializados que se incorporaron al sector el pasado siglo como el hormigón, el acero, los plásticos, son materiales que precisan energía procedente de combustibles fósiles para ser producidos o bien que proceden directamente de un combustible fósil como el petróleo en el caso de los plásticos.

 

¿Qué utilidades puedo darle a la madera?

Suelos, paramentos, marcos de los cerramientos, fachadas, cubiertas y, sobre todo, estructuras. Se trata de un material excepcional para construir edificios de gran altura y que puede ser utilizado para múltiples usos. Junto a las fibras vegetales, es el único material de construcción renovable.

Todavía hay que luchar contra el mito de que una casa de madera no es duradera y se quema con facilidad. Hoy en día las estructuras de madera están muy bien protegidas contra fallos de la instalación eléctrica que es la principal causa de incendios. En caso de incendio, los estudios demuestran que una estructura de madera soporta el calor mucho mejor que una estructura de acero, que colapsa antes.

 

Derivados de la madera

También de la madera existen derivados, como el corcho, las fibras de madera y la celulosa que son los que proporcionan los mejores y más ecológicos aislamientos. Ofrecen la ventaja de que son renovables, altamente disponibles, naturales y mucho más duraderos que otros aislamientos plásticos.

El corcho incorpora una garantía para toda la vida, mientras que aislamientos plásticos industrializados como puede ser el poliespán tienen garantías de tan solo dos años.

 

Material básico por excelencia: el ladrillo

El ladrillo, que se realiza con arcilla, es el material estrella en la construcción. Se trata de otro biomaterial, que debe proceder de una fábrica que no utilice combustibles fósiles, en tal caso su huella ecológica se reduce considerablemente.

Otra aplicación de la arcilla es en cubiertas, generalmente inclinadas, empleando tejas cerámicas. Mientras que mucho menos empleado, pero también un biomaterial a base de arcilla es el adobe: emplea arcilla y arena (barro) además de paja u otras fibras naturales a modo de aglutinante natural.

 

Compuestos de fibras vegetales

Las fibras de cáñamo, de algodón o de lana se utilizan principalmente como aislamientos y tienen la ventaja de ser de origen natural, renovables y no contener tóxicos. En este caso es importante tener la precaución de que: no se pueden mojar. Ocurre igual que con las fibras de madera y la celulosa.

 

¿Existe un cemento ecológico?

El sector de producción de cemento está investigando para conseguirlo, pero no parece que ello vaya a ser viable a corto plazo. Para producir este material se necesita un horno a temperaturas entre 1.200-1.500º C y para llegar a esta temperatura hoy en día solo se pueden emplear combustibles fósiles, como el petróleo o el gas.

En el caso del cemento, la mitad de la huella de carbono corresponde a la quema del combustible fósil y, la otra mitad, a las emisiones de la propia calcinación de la piedra calcárea. Así que a pesar de que la industria tiene planes para la descarbonización muy ambiciosos, por el momento dependen de tecnologías de captura de carbono que todavía no están desarrolladas y que si llegan a implementarse se prevé que doblarán el precio del cemento.

 

La piedra, ¿otro material a contemplar?

Mármol, granito, calizas, areniscas, pizarra… existen muchas variedades de piedra, un biomaterial, aunque no es renovable y, por tanto, tiene un mayor impacto ecológico. En todo caso, si se aplica, siempre es mejor si procede de una cantera cercana y cuenta con un plan de recuperación del territorio y con un reducido consumo de agua, porque el corte de piedra tiene ese gran problema, por encima incluso que su transporte, explica la arquitecta.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que, pese a no tratarse de material renovable, la piedra es respetuosa con la salud de las personas y dispone de una elevada durabilidad, de este modo, su reposición es mínima al contar con una larga vida útil.

Asimismo debes tomar en consideración qué capa de protección se aplica a este material poroso, porque son perjudiciales los que incorporan tóxicos volátiles (los COVs, por las siglas de Compuestos Orgánicos Volátiles).

Los materiales de nueva generación, como la piedra sinterizada, son alternativas que reducen el impacto medioambiental en el territorio, pero tampoco libres de emisiones de carbono en sus procesos de fabricación.

 

¡El momento es ahora!

Es una cuestión de supervivencia humana, nos va la vida en ello. Los científicos advierten que, si no actuamos de forma urgente, el planeta se convertirá en un lugar no habitable. Hay que reducir el carbono a cero en 2050 y el acero, el hormigón y el plástico emiten muchísimo carbono.

Hay que trabajar sector por sector, y el de la construcción, que se calcula representa el 40% de las emisiones a nivel mundial es sin duda un sector clave en el que necesitamos cambios radicales a gran escala para cumplir los objetivos del Acuerdo de París.

Para asegurar un futuro sostenible toca volver a los biomateriales, que en definitiva son materiales que en el sector de la construcción llevan varios miles de años, pero que habían quedado en segundo plano debido al auge de los materiales industrializados.

 

 

Podéis leer el artículo completo Madera, tierra, paja… ¡Volver a los biomateriales en la construcción es urgente! en el siguiente enlace.