Proyecto básico y ejecutivo

Información contenida en un proyecto básico y ejecutivo

 

El proyecto básico y ejecutivo parten de la base generada durante la fase de anteproyecto y entran en la definición técnica del mismo, ambos están regulados por el Código Técnico de Edificación (CTE).

El hecho de poder dividir el proyecto en dos fases -básico y ejecutivo- permite agilizar los trámites de licencia municipal de obra por parte del Ayuntamiento.

El proyecto básico contiene información suficiente para solicitar una licencia de obra, pero será necesario completar el proyecto ejecutivo para poder iniciar la construcción.

Desarrollo de un proyecto básico

 

El proyecto básico desarrolla las bases de implementación y diseño establecidas durante la fase de anteproyecto y se compone de una memoria y de una seria de planos -documentación gráfica- de forma que quede completamente definida la implantación del proyecto, su definición arquitectónica y el cumplimiento de la normativa urbanística y de edificación.

Los proyectos básicos desarrollados por nuestro equipo contienen, además, la definición de la estrategia bioclimático de funcionamiento pasivo de la construcción. Es decir, aquellos sistemas que por su mera definición arquitectónica mejoraran el funcionamiento y confort interior de la vivienda sin consumo energético.

Esta estrategia también tiene en cuenta criterios de salud y bienestar priorizando la climatización y ventilación por medios naturales tanto en invierno cuando se buscan estrategias para maximizar la captación de luz y calor solar y almacenarlo en el interior del edificio, como en verano, cuando se proponen soluciones que protejan del calor solar y potencien la ventilación natural cruzada.

En el proyecto básico también llevamos a cabo una definición de presupuesto previo en base a la inversión disponible del cliente que nos permite anticipar decisiones durante la fase de definición de sistema constructivo y materiales.

Documentación generada en el proyecto básico

1.
Memoria de proyecto: que incluye datos generales de proyecto, descripción de la implantación y configuración arquitectónica del mismo y justificación de cumplimiento de la normativa vigente. Además, nuestro equipo incluye la estrategia de eficiencia energética, sostenibilidad y salud.
2.
Documentación gráfica: que incluye la definición urbanística y de implantación, la definición arquitectónica del edificio y el detalle de la seguridad en caso de incendio.
3.
Presupuesto: que incluye una previsión previa de costes en base a baremos de obras recientes y a nuestra experiencia previa en proyectos y sistemas constructivos similares.

Presentación de un proyecto básico para la obtención de la licencia de obra

 

Una vez hemos generado la memoria descriptiva de proyecto básico así como la documentación gráfica necesaria, se tramita el visado del Colegio de Arquitectos.

El visado certifica dos parámetros esenciales de cualquier proyecto de arquitectura: en primer lugar, que el arquitecto que ha llevado a cabo el proyecto está colegiado y es apto para llevar a cabo la obra; en segundo lugar, que el proyecto cumple los requerimientos establecidos por el Código Técnico de Edificación y que el proyecto presentado incorpora toda la documentación legal necesaria.

El proceso de visado suele demorarse pocos días y hoy en día se lleva a cabo íntegramente de forma digital.

Una vez hemos visado el proyecto, éste puede presentarse en el ayuntamiento para su revisión a cargo de los técnicos municipales.

Nuestro equipo suele solicitar una visita técnica con el técnico municipal previa presentación de proyecto con el fin de revisar juntos que la documentación que se va a presentar es acorde a las peculiaridades de su normativa municipal.

Es importante tener en cuenta que aunque la licencia de obra es posible solicitarla únicamente con el proyecto básico, éste deberá ser completado con la documentación del proyecto ejecutivo para poder iniciar la construcción.

 

Desarrollo del proyecto ejecutivo

 

El proyecto de ejecución complementa al proyecto básico incluyendo el detalle de sistema constructivo, sistema estructural, instalaciones y equipamiento.

La definición de todos estos sistemas es necesaria para iniciar la obra y aunque nos hayan concedido licencia con un proyecto básico, la construcción no podrá iniciarse hasta no entregar el proyecto ejecutivo visado en el ayuntamiento.

En nuestro equipo, el proyecto ejecutivo se dibuja con un alto nivel de definición, no sólo a nivel de definición gráfica de proyecto, sino también a nivel de mediciones de construcción, un documento que contiene el detalle de cada una de las partidas de proyecto, incluyendo desde fases de gran volumen como la excavación hasta el último elemento como griferías o interruptores.

El proyecto ejecutivo definido al detalle nos permite llevar a cabo la siguiente fase de licitación de constructor con total garantía de precio y coste cerrado, de forma que el constructor iniciará la obra con un contrato sin posibles desviaciones de precio o tiempo.

Documentación generada en el proyecto de ejecución

 

A lo largo de varias reuniones técnicas iremos concretando la definición de cada uno de los sistemas constructivos y materiales que componen el proyecto para cumplir los más estrictos estándares de funcionamiento climático, siguiendo criterios de sostenibilidad y salud y sin perder de vista la inversión máxima establecida para el desarrollo del proyecto.

Realizamos varias reuniones técnicas no solo enfocadas a entrar en detalle de la definición de proyecto si no a optimizar el sistema constructivo, el sistema de eficiencia energética e instalaciones, los acabados y mobiliario, entre otros.

Además de la documentación contenido en el proyecto básico, el proyecto de ejecución se complementa con los siguientes documentos:

Pondremos especial atención en la resolución de puentes térmicos debidos a la discontinuidad del aislamiento, así como asegurar la estanqueidad de la vivienda, que es determinante en el buen funcionamiento de la arquitectura pasiva.

La definición de cada uno de estos elementos y encuentros nos permite asegurar un total control en la fase de obra evitando errores e improvisaciones en obra.

Se lleva a cabo junto a una ingeniería especializada que nos permite disponer de conocimiento técnico de la última tecnología y optimizar el cálculo sin sobredimensionar los equipos, algo que se traduce en ahorro de costes de inversión y de mantenimiento.

Una vez cerramos la documentación del proyecto ejecutivo, éste se entra en ayuntamiento para completar la información del proyecto básico y poder iniciar las obras. En el caso de que la licencia ya estuviera otorgada, las obras se suelen poder iniciar inmediatamente.

Proyecto de interiorismo

 

La última fase del proyecto de arquitectura es el proyecto de interiorismo. En nuestros proyectos incluimos no sólo la selección de materiales de construcción, sino también todos los acabados, así como el mobiliario a medida.

Además, os asesoramos en la selección de mobiliario y tejidos como cortinas o alfombras para que las atmosferas que creamos estén equilibradas y garanticen nuestro bienestar físico y emocional.

Utilizamos materiales nobles, libres de tóxicos y contaminantes, que transpiran y regulan de forma natural la humedad, que no generan cargas electroestáticas y que no emiten olores, todo ello garantizando que cualquier elemento tenga un mínimo mantenimiento y que es de fácil limpieza.

Metodología de trabajo

 

Desarrollo de proyectos con tecnología colaborativa BIM

 

La tecnología BIM – Building Information Modelling es un sistema de desarrollo de proyectos que integra dos herramientas esenciales:

1.
Modelado 3D: Por un lado la creación de modelos de edificios en tres dimensiones que incorporan información sobre cada uno de los elementos o sistemas que se plantean. Es decir, una doble línea ya no representa un muro si no que se trata de un elemento tridimensional que incorpora información sobre su dimensión completa, el material que lo compone, precio del mismo, información sobre el proveedor e incluso la huella ecológica del mismo.
2.
Trabajo colaborativo: El modelado de un edificio permite trabajar a la vez a los distintos técnicos que colaboran en un mismo proyecto de forma que cada uno vuelca la información relativa a su especialidad detectando las interacciones con el resto. Por ejemplo, en ingeniero en instalaciones vuelca sobre el modelo base la previsión de equipamiento técnico de climatización detectando posibles interacciones con estructura u otros equipos.

 

Equipo de renderización interno

 

Disponemos de un equipo de renderización interno que desarrollan continuamente imágenes fotorealísticas de nuestros proyectos.

Este servicio está pensado para promotores que quieren iniciar la venta de sus promociones previo inicio de obra, pero también para nuestros cliente particulares, quienes se benefician de esta herramienta no sólo para entender e imaginarse la volumetría y acabados de su proyecto, sino para tomar decisiones sobre cambios durante la fase de selección de materiales.

El modelado 3D se revisa con el cliente durante las primeras reuniones para confirmar implantación en terreno y volumetría general.

Conforme vamos avanzando con el proyecto, se inicia la selección de las vistas fotorealísticas que se obtendrán del mismo.

Las estancias o visiones de conjunto que se seleccionan junto con el cliente se desarrollan en detalle.

Partiendo del proceso de modelado 3D del edificio, se trabaja cada una de las estancias o vistas de conjunto en detalle definiendo todos los sistemas constructivos y acabados de los mismos. Es especialmente importante definir el encuentro entre materiales, algo que no sólo tiene implicaciones a nivel estético, sino que definirán el rigor durante la fase de construcción y el buen funcionamiento bioclimático del edificio.

En estas imágenes se incluirá información sobre ubicación, iluminación natural y artificial, así como entorno y se definirá el mobiliario a medida, así como una propuesta de proyecto de interiorismo, definiendo acabados, mobiliario adicional, textiles e iluminación.

Call Now Button